La enfermedad celíaca en el paciente con diabetes mellitus tipo 1

La enfermedad celíaca en el paciente con diabetes mellitus tipo 1

Escrito el 26/12/2018
Prof.a Agda. Dra. Beatriz Mendoza


Prof.a Agda. Dra. Beatriz Mendoza
Clínica de Endocrinología y Metabolismo. Hospital de Clínicas. UdelaR

La enfermedad celíaca (EC) es una enteropatía con un componente genético y autoinmune tal como ocurre con la diabetes mellitus tipo 1 (DM1). Ambas afecciones comparten alteraciones comunes en determinados genes. Una persona diabética tiene 2 a 3 veces más posibilidades de ser celíaca que la población general.

La Asociación Americana de Diabetes define a la diabetes mellitus tipo 1 o dependiente de la insulina como la enfermedad que resulta de la destrucción de las células beta del páncreas causada por la interacción de factores hereditarios, ambientales e inmunológicos Se ha sugerido una relación causal entre la enfermedad celíaca y la diabetes mellitus, pero no se ha podido establecer aún.

Importancia del tema
En los últimos años se ha observado un aumento en el número de casos de diagnóstico tanto de la diabetes mellitus tipo 1 como de la enfermedad celíaca. En el caso de la DM1, el aumento se
produce sobre todo en menores de 15 años y con un desplazamiento hacia edades más tempranas. Por lo tanto, la infancia y la adolescencia es un período de gran vulnerabilidad para que se presente esta asociación.

Las manifestaciones clínicas de la enfermedad celíaca en el paciente con diabetes mellitus tipo 1

Habitualmente el diagnóstico de EC se hace en pacientes previamente diagnosticados con diabetes y menos frecuente la EC se manifiesta antes del inicio de la diabetes.
En un porcentaje elevado de los pacientes los síntomas son mínimos o se encuentran ausentes. Los síntomas y signos clásicos de EC (diarrea, distensión abdominal, etc.) son raros en los pacientes diabéticos, mientras que son frecuentes otros síntomas de EC tales como la anemia por falta de hierro, talla baja y detención del crecimiento, retraso en el inicio de la pubertad, aumento de las enzimas hepáticas, dermatitis y aftas orales de repetición. Puede sospecharse la EC cuando un paciente con DM1 presenta glucemias por debajo de 70 mg/dl (hipoglucemia) de forma inexplicada o cuando se presenta una variabilidad glucémica importante, esto se debería a la absorción errática de los nutrientes.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad celíaca?
Debido a que la sintomatología es escasa, es necesario recurrir a exámenes de laboratorio para poder realizar el diagnóstico de la enfermedad celíaca de forma temprana. Por esa razón, se deben medir los anticuerpos en la sangre. Las guías clínicas sugieren la búsqueda de la enfermedad celíaca en el momento del diagnóstico de la DM1 y luego cada 1 a 3 años, dependiendo de cada caso en particular.

¿Cómo se trata la enfermedad celíaca?
El tratamiento de la EC consiste en la dieta libre de gluten (DLG) adecuada al momento del diagnóstico de la enfermedad y se indica a todo paciente con biopsia intestinal positiva. La fracción insoluble, denominada prolamina, de los cereales trigo, avena, cebada y centeno (TACC) es perjudicial para la mucosa intestinal de los pacientes celíacos y debe ser eliminada de la dieta.
Una vez que se inicia la dieta y los nutrientes se absorben mejor, los requerimientos de insulina pueden aumentar paulatinamente hasta que la mucosa intestinal se recupera, esto suele ser variable, de paciente a paciente, aunque lleva aproximadamente 6 meses en regularizarse.
Luego que se repara la mucosa, las dosis de insulina pueden descender.
Debemos mencionar lo difícil que resulta asumir la asociación de dos enfermedades y poder realizar una alimentación adecuada para ambas. En nuestro país existen dificultades para acceder a la información sobre esta compleja asociación.
De lo antes expuesto surge que la EC en pacientes con DM1 puede cursar sin síntomas, por lo cual es imperativo realizar la medida de anticuerpos en sangre de forma periódica para poder diagnosticarla precozmente. Una vez hecho el diagnóstico, se debe instaurar la DLG que mejorará la absorción de nutrientes, y puede requerir un ajuste en las dosis de insulina.

Asociación entre enfermedad celíaca y diabetes mellitus tipo 1
• Comparten alteraciones comunes en determinados genes, lo que condiciona que la asociación entre ambas afecciones sea muy frecuente.
• Algunas series reportan que una persona diabética tiene dos a tres veces más posibilidad de ser celíaca que la población general.
• La infancia y la adolescencia es un período de gran vulnerabilidad para que se presente esta asociación.