Comentando algunas novedades

Comentando algunas novedades

Escrito el 26/12/2018
Prof.ª Agda. Dra. Carolina Olano


Prof.ª Agda. Dra. Carolina Olano
Clínica de Gastroenterología «Prof. Henry Cohen». Hospital de Clínicas

Para estar atentos: desórdenes alimentarios en adolescentes celíacos

Los trastornos de la alimentación y las conductas alimentarias desordenadas abarcan un grupo de patologías que pueden conducir a la desnutrición y el deterioro grave del funcionamiento psicosocial.
Se estima que la prevalencia de estas conductas alimentarias desordenadas ocurren en un 10 % de adolescentes e incluye afecciones como: alimentación emocional, alimentación estricta, alimentación desinhibida, alimentación nocturna, preocupaciones sobre el peso y la forma y conductas compensatorias inapropiadas como los vómitos provocados y el uso de laxantes. Las causas de los desórdenes alimentarios son desconocidas, pueden estar implicadas influencias socioculturales y ambientales con una posible predisposición genética.
La enfermedad celíaca, así como otras enfermedades crónicas tratadas con una dieta, requiere el cumplimiento de restricciones dietéticas de por vida. Estas restricciones de alimentos pueden distorsionar las actitudes hacia la alimentación y el peso, y así aumentar el riesgo de conductas alimentarias desordenas.
Recientemente se ha publicado un interesante trabajo israelí donde se solicitó a 136 adolescentes celíacos (12-18 años) que respondieran dos cuestionarios, uno sobre conductas alimentarias, denominado «EAT26», y otro, sobre la adhesión a la dieta libre de gluten. Se encontró que, según el EAT26, 15 % de estos jóvenes tenían algún tipo de desorden alimentario y el riesgo era mayor en mujeres, los de mayor edad y si tenían sobrepeso.
Los autores concluyen que este estudio debería sensibilizar a los médicos sobre la importancia de monitorear de cerca a los adolescentes con enfermedad celíaca para detectar los trastornos alimentarios, ya que su identificación e intervención temprana pueden mejorar su evolución.

Cefalea como forma de presentación de la enfermedad celíaca

Si bien las manifestaciones gastrointestinales
de los trastornos relacionados con el
gluten son las más frecuentes, las manifestaciones
neurológicas son cada vez más
reconocidas en la práctica clínica, a menudo
precediendo o incluso en ausencia de
síntomas gastrointestinales.
Los trastornos neurológicos más conocidos son la ataxia y la neuropatía
periférica; sin embargo, se han demostrado vínculos claros
entre la enfermedad celíaca y la epilepsia, diversos trastornos del
movimiento y las cefaleas.
Recientemente, un grupo de investigadores británicos realizaron
un estudio de todos los trabajos científicos que analizaron la
relación entre la enfermedad celíaca y las cefaleas. Este estudio
mostró una mayor prevalencia de cefaleas en pacientes con enfermedad
celíaca respecto de la población general y mayor prevalencia
de la enfermedad celíaca en pacientes con cefalea de
causa desconocida. Se encontró además que el tipo de dolor de
cabeza asociado a la enfermedad celíaca es predominantemente
la migraña. Otro hallazgo interesante es que las calcificaciones
cerebrales son frecuentes en pacientes con cefaleas relacionadas
con la enfermedad celíaca.
Los autores refieren que la dieta libre de gluten resultó ser eficaz
para los dolores de cabeza asociados a la enfermedad celíaca y
por lo tanto debe indicarse lo antes posible una vez que se realiza
el diagnóstico.